sábado, 30 de enero de 2016



Imagen de: http://tertulialetrasdelaacademia.blogspot.com.es/luis-arambilet-dictara-su-discurso-de.html


A partir de  ahora vamos a poder conocer bastante mejor al verdadero "Cerbantes" -como él mismo firmaba siempre-, a través de la publicación de un facsímil, Autógrafos de Miguel de Cervantes Saavedra, con los once escritos que se conservan del padre de la novela moderna y gracias, entre otros, al estudio caligráfico de la grafóloga Sandra María Cerro Jiménez:

«No tiene nada de esa triste figura con la que ha pasado a la historia su caballero andante, su personaje más universal. Así lo revela su escritura y su letra, con una constante tendencia ascendente. Vemos cómo se mantienen siempre el ánimo y el optimismo. Evidencia su gran capacidad de resiliencia, de resurgir de sus cenizas, de reconstruirse ante la adversidad, que siempre está presente en sus escritos», resume. Su escritura «ágil y decidida» revela también que «su ingenio es realmente creativo, poderoso y muy resolutivo y ocurrente» y da cuenta de «la extremada inteligencia de alguien que rara vez duda y a quien no le tiembla la mano». Además de todo esto, era «coqueto y elegante», aunque a menudo «se dejara vencer por la prisa»  (Texto extraído de http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/39-Cerbantes-39-Segun-Cervantes-vn195146-vst240)

Esta publicación surge en medio del descontento y la indignación de varios escritores y académicos que consideran que hay una falta de información y de iniciativas de la Comisión Nacional del Año Cervantes, creada con motivo del cuarto centenario de la muerte del autor. Figuras destacadas como Javier Marías, Arturo Pérez Reverte, Manuel Gutiérrez Aragón, Soledad Puértolas, Javier Cercas o Andrés Trapiello exponen sus argumentos sobre ese desdén que perciben por parte del Gobierno ante alguien tan representativo de la riqueza cultural de nuestro país. Podéis leer sus opiniones en este artículo:


Como dice Manuel Gutiérrez Aragón, "La verdad es que a estas alturas confío más en la voluntad de los maestros y profesores que en cualquier otra cosa. Así empezamos a leer el Quijote, poco a poco y con cariño, gracias a los enseñantes."

1 comentario:

  1. Mi abuela se llamaba María García Villabrille y con solo 16 años ya trabajaba en el huerto de un rico.Trabajaba en el monte y con los lobos merodeando por allí.Mi abuela solo tuvo dos hijos, mi madre Yolanda y mi tío Juan Carlos. Con solo 300 pesetas que cobraba al día,tenía que dar de comer a 2 hijos y un marido. Después empezó a trabajar de cocinera en el antiguo hotel del Cris en Trasona. Allí trabajó 5 años hasta que cambió de trabajo a limpiadora del antiguo ayuntamiento de Corvera. Ahora está jubilada con 65 años y vive en Villalegre, Avilés.Pero mi madre y mi tío pudieron dar clase normal. JAIME LÓPEZ 1C

    ResponderEliminar

Recuerda que éste es un blog educativo y que debes respetar a todas las personas, ideas, etc.Por ese motivo los comentarios serán objeto de moderación.